ENTREVISTAS

[ENTREVISTAS][twocolumns]

MÚSICA

[MUSICA][bigposts]

Así será el Gobierno de coalición del PSOE y Unidas Podemos

El Congreso ha dado luz verde a la investidura de Pedro Sánchez como presidente del primer Gobierno de coalición de la democracia, un Ejecutivo que contará con una veintena de ministerios, que solo están claros en el caso de Unidas Podemos, puesto que el líder socialista no dará a conocer sus elecciones hasta la próxima semana. Con todo, la formación morada no tendrá acceso a ministerios de Estado o económicos.


Tras los desencuentros del pasado y el veto de Sánchez en verano, finalmente el socialista ha tenido que ceder y Pablo Iglesias será uno de sus vicepresidentes. Concretamente, tendrá la Vicepresidencia Tercera de Asuntos Sociales, y bajo su amparo estarán los diferentes ministerios morados.

De esta manera, los morados tendrán cinco asientos en el Consejo de Ministros. Al Gobierno también accederá la todavía portavoz parlamentaria de Unidas Podemos, Irene Montero. Será la ministra de Igualdad, un departamento de nueva creación cuyas competencias están aún en manos de Carmen Calvo, vicepresidenta en funciones. Se rumorea que su sustituto en el Congreso podría ser Pablo Echenique, aunque no hay nada confirmado aún.

Por otro lado, Manuel Castells será el ministro de Universidades y cubrirá la cuota de los 'comunes' en el Gobierno de coalición. Su candidatura habría sido impuesta por la propia alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Sin embargo, la gran victoria de Unidas Podemos es haberse hecho con el Ministerio de Trabajo, que será para Yolanda Díaz. Eso sí, bajo su amparo ya no estará la Seguridad Social, que se quedará bajo el amparo de los socialistas, puede que con ministerio propio. Pero esto no se sabrá a ciencia cierta hasta que Pedro Sánchez revele la estructura de Gobierno, algo que no ocurrirá hasta la semana.

Finalmente, Alberto Garzón, líder de IU, tendrá su propio ministerio. Será el de Consumo, y tendrá las competencias de los juegos de azar y de las casas de apuestas, ámbito en el que los morados proponen limitaciones y una legislación más dura. Con todo, será un departamento con poco poder real y más bien testimonial, como admiten los propios morados.

Además, también se ha avanzado que Iglesias va a nombrar al secretario de Economía de su partido, Nacho Álvarez, y a la portavoz parlamentaria adjunta, Ione Belarra, secretarios de Estado de Economía Social y de Derechos Sociales, respectivamente. Asímismo, el ex Jefe del Estado Mayor de la Defensa Julio Rodríguez, a quien en el no tan lejano 2016 propuso como el ministro de Defensa de su Gobierno alternativo, será su jefe de gabinete en la Vicepresidencia, según fuentes de la formación morada y tal y como avanzó 'La Vanguardia'.

Interrogantes socialistas

En cambio, en el lado socialista todo son incógnitas. Así lo dicen fuera de los micros los ministros en funciones todavía a las órdenes de Sánchez. Aseguran que el presidente todavía no les habría transmitido nada, algo que no sucederá hasta la tarde de este martes.

Sin embargo, ya hay ciertas certezas. Carmen Calvo y Nadia Calviño serán vicepresidenta primera y de Asuntos Políticos y vicepresidenta segunda y Económica, respectivamente. Además, el núcleo duro del Gobierno continuará por lo que nombres como José Luis Ábalos, María Jesús Montero -que podría ser, además de responsable de Hacienda quedarse con la Portavocía de Gobierno- y Teresa Ribera continuarán en el Gobierno.

Los principales interrogantes están en Exteriores, tras la marcha de Josep Borrell a su alto cargo en la Comisión Europea, y Administraciones Públicas, después de que Meritxell Batet haya pasado a presidir el Congreso de los Diputados. Además, está el rol que se pueda ofrecer a Magdalena Valerio, que perdería el Ministerio de Trabajo que pasa al lado de Unidas Podemos.

Futuras políticas

Las prioridades de Gobierno de coalición ya están sobre la mesa, a través del programa que se dio a conocer la semana pasada. Entre ellas está la derogación completa de la reforma laboral y una reforma fiscal con la que se espera obtener unos 5.600 millones de euros. Además, plantean un importante incremento del gasto público, sobre todo en los campos de la sanidad y de la educación con alzas de al menos un punto de PIB en ambos.

Además durante la sesión de investidura, Sánchez presentó la mesa de diálogo bilateral entre el Estado y la Generalitat de Cataluña pactada con ERC para buscar una solución a la región. Lo que salga de allí se votará en una eventual consulta a la población catalana,una suerte de referéndum que se ha evitado considerar como tal. El socialista defendió esta iniciativa para dejar atrás la "judicialización" de un conflicto que para él es "político".

Además, el presidente del Gobierno ya ha avisado de que no habrá nuevas privatizaciones de empresas o de sectores públicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.