ÚLTIMAS PUBLICACIONES

[3]

Cataluña hacia la independencia con la complicidad de la izquierda y la falta de entendimiento entre los partidos de la derecha española

Mientras la izquierda española se empeña en perpetuar el golpe separatista contra España y la derecha se enfrasca en una lucha "interna" entre partidos, Puigdemont ha vuelto a demostrar que conserva las riendas del separatismo. Que, para disgusto de ERC, cuenta con capacidad de movilización suficiente para continuar pilotando el proceso secesionista desde el extranjero, pese a no contar con un plan para implantar esa república en la que los miles de seguidores que han acudido a su encuentro a Perpiñán aspiran habitar en el corto plazo.


Bajo el falaz argumento de que visitando el sur de Francia ya ha regresado a Cataluña dos años después de declarar ilegalmente la independencia, el prófugo ha conseguido congregar a decenas de miles de feligreses -110.000, según las autoridades locales y más de 200.000, según los organizadores- en la localidad gala, situada a sólo 30 kilométros de la frontera.

Las previsiones del presidente de la Generalitat depuesto en aplicación de la Constitución se han visto superadas, hasta tal punto que el inicio del acto ha tenido que retrasarse más de una hora después de que la afluencia de vehículos llegados desde Cataluña haya generado un colapso viario en la frontera francesa. A las 12 del mediodía, cuando la performance puigdemonista debía haber arrancado, se registraban retenciones de más de seis kilómetros entre la localidad gerundense de La Jonquera y la frontera gala. La autopista AP-7 ha quedado colapsada por los más de 600 autocares fletados por la ANC y los miles de vehículos particulares que han emprendido el rumbo hacia Perpiñán para participar de la ilusión de que el fugado de la Justicia estaba de vuelta en Cataluña, como prometió en la campaña electoral de las elecciones del 21-D, las posteriores al 155, para remontar a ERC.

Ya con la masa reunida y ansiosa por recibir instrucciones, Puigdemont ha llamado al independentismo a «preparar la lucha definitiva» para consumar la secesión. «Ya no nos pararemos y ya no nos pararán», ha advertido el fugado al Estado, amenazando la débil tregua que ha concedido a Pedro Sánchez al evitar dinamitar, por el momento, la mesa de diálogo con el Gobierno.

Ha evitado el líder de JxCat detallar sus planes electorales -lo que alimenta su pretensión de retrasar los comicios autonómicos al próximo otoño- y ha optado por enhebrar un discurso puramente emocional para seguir arrebatando votantes a ERC mientras diseña su candidatura a la Generalitat.

Puigdemont quiere al independentismo tensionado, «en estado de movilización permanente contra el Estado», porque «el Estado sólo entiende la voz del pueblo movilizado». Es decir, lo quiere receloso de la mesa de negociación con el Gobierno y preparado para respaldar la vuelta a la unilateralidad cuando los sondeos lo recomienden.

JxCat ha repartido cuidadosamente los papeles en un acto trascendental para sus intereses. Puigdemont, con porte y aspecto presidencial, ha adoptado un papel mesiánico y ha reservado el rol de agitadora a Clara Ponsatí, que ha coronado la beligerante intervención de su jefe de filas. Llanamente, la ex consejera de Educación de la Generalitat ha llamado a recuperar la violencia de las protestas que estallaron en Barcelona tras la sentencia del Tribunal Supremo. Ponsatí ha aplaudido a «los jóvenes que ganaron la batalla de Urquinaona», la más castigada parcela de Barcelona durante los disturbios. «Os necesitamos más que nunca», ha insistido la fugada, que también es quien más claramente ha renegado de la negociación con el Gobierno. «Es un engaño contraponer diálogo a independencia. De nada sirve aplazarla. Nunca tendremos lugar en el Estado español. No nos dejemos engañar por mesas de diálogo que sólo buscan ganar tiempo», ha aseverado en el más directo ataque a ERC pronunciado hoy en Perpiñán.

La residual delegación de los republicanos -formada únicamente por su líder en el Ayuntamiento, Ernest Maragall, y su portavoz en el Parlament, Ana Caula- ha aguantado los envites y ha cedido la defensa de su pragmática vía hacia la independencia a Oriol Junqueras, cuyas palabras fueron silbadas entre los asistentes. A través de un vídeo, se ha defendido el jefe de filas de ERC asegurando que «nunca renunciará a sus objetivos» y revindicando su capacidad para forzar a Sánchez al diálogo con el separatismo: «Cuando somos muchos y estamos coordinados tenemos fuerza para forzar al Estado negociar».

Pero la de Puigdemont no ha constituido solamente una demostración de fuerza ante ERC, sino ante ese sector de la neoconvergencia que aún ambiciona poder influir en el futuro de JxCat. Sector que encabeza Artur Mas. El presidente de la Generalitat -que ha acudido a hacer acto de presencia en Perpiñán- ha podido comprobar in situ cómo su intención de modular el liderazgo del prófugo no tiene futuro. El iniciador del procés pretende que Puigdemont saque sus manos de la Generalitat y guíe el desafío desde Bélgica mientras cede a un moderado la gestión diaria del Govern, pero el impulsor del 1-O ha demostrado que no tiene intención alguna de ceder el Palau a un candidato del gusto del PDeCAT, sino, más bien, de colocar a un nuevo vicario -presumiblemente, a Jordi Puigneró- para que asuma el papel hasta hoy desempeñado por Quim Torra mientras continúa guiando al separatismo a su antojo. Como ya viene haciendo sin necesidad de pisar Cataluña.

ÁLVAREZ DE TOLEDO PIDE UNA CONDENA PÚBLICA

La portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, ha enviado una carta a la Asamblea Nacional francesa en la que le pide que exprese su "absoluta repulsa" a la presencia del expresidente catalán, Carles Puigdemont, en Perpiñán.

En la misiva, dirigida al presidente de la Asamblea, Richard Ferrand, la dirigente popular expresa la "profunda preocupación" de su grupo, su partido y "millones de demócratas españoles" ante el trato "insólito" recibido por Puigdemont en la citada localidad francesa.

Por ello, le solicita "enérgicamente" que, mediante los mecanismos oportunos, impulse una declaración institucional por la que la Asamblea Nacional exprese su repulsa a la presencia de Puigdemont en territorio francés y reitere su compromiso con los valores europeos.

"Se lo pedimos no sólo por solidaridad democrática con España, sino en razón de la propia dignidad democrática de Francia", subraya Álvarez de Toledo.
Cataluña hacia la independencia con la complicidad de la izquierda y la falta de entendimiento entre los partidos de la derecha española Cataluña hacia la independencia con la complicidad de la izquierda y la falta de entendimiento entre los partidos de la derecha española Reviewed by LA GACETA on febrero 29, 2020 Rating: 5

RADIOCADENA ESPAÑOLA

Image Link [https://1.bp.blogspot.com/-K2MDvg-UL6Y/Xdu5AD0nYZI/AAAAAAAACmg/BHD7FL8Sa0cdkZx9ciBVp4EnanYs_6mOACLcBGAsYHQ/s1600/NOT.jpg] Author Name [RADIOCADENA ESPAÑOLA] Author Description [Servicios informativos de RadioCadena Española] Twitter Username [_RADIOCADENA] Facebook Username [AltNewsEspana] GPlus Username [none] Pinterest Username [none] Instagram Username [none]