ENTREVISTAS

[ENTREVISTAS][twocolumns]

MÚSICA

[MUSICA][bigposts]

Y lo llaman democracia...


Por Alicia Valmaseda Merino |

Siguiendo con mis reflexiones sobre todo lo que llevamos leído y escuchado
desde el pasado 21 de noviembre sobre la autonomía leonesa, no consigo
comprender el empeño que están poniendo PP y PSOE en negar hasta el
mínimo debate sobre el tema.


Pero lo que es tremendamente preocupante ya que demuestra una falta total
de sentido democrático y un espíritu totalmente dictatorial de ambos partidos
son las reacciones de sus cúpulas directivas en Madrid para coartar la libertad
de expresión de sus concejales y cargos electos.

El presidente del PP, Pablo Casado se apresuró a anunciar que “actuarán con
contundencia contra los ediles del PP que apoyen la autonomía de León”
( https://www.leonoticias.com/leon/pablo-casado-pp-autonomia-leon-leonesa-
20191230173239-nt.html ).

Es cierto que ha habido voces leonesas autorizadas, dentro del PP, que se han
levantado en contra de esta imposición pero no es menos cierto que la
mayoría han agachado la cabeza y no ha habido ningún debate sobre el tema.
Parece que la valiente decisión de apoyar la moción por la Autonomía Leonesa
de los concejales de Matadeón de los Oteros (pueblo de la familia paterna de
Pablo Casado) molestó especialmente al presidente del PP y no ha tenido un
gran apoyo por parte de sus compañeros.

Casi al mismo tiempo, el PSOE, en una carta sin firma, plagada de conceptos
manipulados y dirigida a todos sus concejales en la provincia de León, les
conmina a no apoyar la moción por autonomía leonesa rematando con la frase
“ Por tanto por plantear unos acuerdos claramente inconstitucionales y
contrarios al modelo territorial que defiende el PSOE esta moción no se puede
apoyar” ( https://www.leonoticias.com/leon/carta-psoe-concejales-leonesistas-
socialistas-mocion-autonomia-provincia-leon-20200115124912-nt.html ).

Y afirmo que los conceptos están manipulados porque dicha carta dice
textualmente: “ Confunde el derecho a la autonomía de las nacionalidades y
regiones con el derecho de la provincia para la gestión de sus propios
intereses ”, introduciendo el concepto “provincia” que nunca se ha manejado
en este contexto ya que la moción presentada no se habla, en ningún
momento, del derecho de la provincia de León sino que se habla durante todo
el tiempo del derecho a la autonomía de la Región Leonesa con sus tres
provincias de León, Zamora y Salamanca”.

Y vamos a desmenuzar algunas de las afirmaciones de la carta socialista que
habla de “acuerdos claramente inconstitucionales”. La citada afirmación no
sólo carece de veracidad porque la autonomía leonesa se encuentra
claramente amparada por el artículo 2 de la Constitución Española (“derecho
a la autonomía de las nacionalidades y regiones” obviamente las existentes el
6 de diciembre de 1978) sino que es un exceso verbal y jurídico puesto que no
es el Gobierno quien tiene que decidir sobre la constitucionalidad o
inconstitucionalidad ni de leyes, ni de peticiones. ¿O es que también, además
de no respetar la libre expresión vamos a olvidar la separación de poderes?​
Pero lo que realmente es para dejar perplejo a cualquiera es la justificación
dada en la carta mencionada para no apoyar la moción, “los acuerdos son
contrarios al modelo territorial que defiende el PSOE”. Una, en su inocencia,
creía que, en democracia, la soberanía reside en el pueblo y no en los partidos
políticos pero, por si estuviera equivocada, acudí al DRAE que, textualmente,
nos aclara el tema con cinco definiciones que no dejan lugar a duda:

“ 1. Forma de gobierno en la que el poder político es ejercido por los
ciudadanos.

2. País cuya forma de gobierno es una democracia.

3. Doctrina política según la cual la soberanía reside en el pueblo, que ejerce
el poder directamente o por medio de representantes.

4. Forma de sociedad que practica la igualdad de derechos individuales, con
independencia de etnias, sexos, credos religiosos, etc.

5. Participación de todos los miembros de un grupo o de una asociación en la
toma de decisiones. ”

Por más que miro y remiro las definiciones, no veo por ningún lado que sean
los modelos de los partidos los que tenga que seguir la ciudadanía.

La inmensa mayoría de los que hace años dejamos atrás la cincuentena,
recordamos cómo y con qué presiones se consiguieron, en los primeros años
ochenta del siglo pasado, los votos de los concejales para que la provincia de
León entrara en esta autonomía (a los concejales de las otras dos provincias
leonesas, Zamora y Salamanca, les habían “leído la cartilla” desde que se
formó la preautonomía). Pero aquellas “irregularidades” por decirlo
finamente, fueron llevadas a cabo por un ex-ministro franquista y en un
momento en que en España todavía se sentía, en muchos aspectos, el largo
brazo de la dictadura.

Ahora, más de cuarenta años tras la muerte del dictador y en una supuesta
democracia asentada, nos encontramos con el mismo tipo de actuaciones.

Amenazas de represalias, mentiras, manipulaciones y coacciones ¿de verdad
conocen lo que significa “democracia” o será verdad la muletilla que repetía
machaconamente el dictador de que “todo estaba atado y bien atado?
Tampoco es inocente sino un claro intento de manipulación que algunos
políticos, no sólo de PP y PSOE sino también de C's, hablen de la
“independencia” de León y de todos los males que puede acarrear cuando de
lo que estamos hablando es de AUTONOMÍA, un derecho CONSTITUCIONAL
que se ha incumplido por un inexplicable e inexplicado “interés general”. Pero
éste es otro tema que trataremos en el próximo artículo.