ENTREVISTAS

[ENTREVISTAS][twocolumns]

MÚSICA

[MUSICA][bigposts]

Feminismo suicida del Gobierno español: «Fue una locura permitir el 8-M»


Pasa por ser una de las eminencias científicas a las que habría que tomarse en consideración.

El profesor italiano Walter Ricciardi se ha convertido en el mayor experto en coronavirus en su país y sus consejos son seguidos celosamente por el Gobierno transalpino.

Una nación, la italiana, que vive horas de auténtica angustia y donde ya se ha puesto como norma la restricción a la libre circulación de personas, sólo podrán salir de sus domicilios para ir a comprar alimentos o acudir a la farmacia.

El diario ABC ha entrevistado a este científico que marca la línea en la lucha contra el coronavirus y que ha concitado la atención del resto de países del continente europeo y también ha contado con las alabanzas de la propia Organización Mundial de la Salud (OMS).

Profesor de Medicina Preventiva y de Sanidad Pública, Ricciardi es el representante de Italia dentro del comité directivo de la OMS y fue elegido por el gobierno italiano como asesor del Ministerio de Sanidad, imponiendo una nueva línea de actuación contra el coronavirus.

Este experto tiene claro que al Covid-19 se le pueda rebajar a la categoría de simple gripe:

En absoluto se puede decir que sea una gripe normal. Este virus es muy insidioso, dañino, tanto por la velocidad con la que se propaga como por las consecuencias que puede tener sobre todo para una persona anciana, pero no solo para los ancianos. Tiene una mortalidad en torno al 3 o 4%. Por tanto, es una enfermedad con la que hay que tener la máxima consideración

Ricciardi aconseja al Gobierno de España que se deje de triunfalismos y que baje a la realidad de un problema que, visto el ejemplo italiano, no es para tomárselo precisamente a la ligera:

A España se le puede dar el consejo de no subestimar el peligro y de adoptar lo antes posible las iniciativas que nosotros hemos emprendido. Parece que sean medidas excepcionales, pero hay que tener en cuenta que te puedes encontrar al inicio de la semana con 20 casos y acabarla con 2.000 casos. El aumento es exponencial. Por tanto, a aquellos que puedan decir que las medidas son sobredimensionadas, hay que decirles que es mejor hacer una cosa de más, que hacer demasiado poco y demasiado tarde.

Este especialista en el coronavirus se lleva las manos a la cabeza cuando le recuerdan como el Gobierno de Pedro Sánchez consintió que se llevase a cabo en la capital de España una gran manifestación con motivo del 8 de marzo y que congregó a nada menos que a 120.000 personas por las calles de Madrid.

Su juicio sobre la ineptitud del Ejecutivo español es claro y contundente:

Eso es una locura. En efecto, fue una locura porque el virus está viajando. Y esas grandes manifestaciones hacen un favor al virus, en vez de obstaculizarlo.

Incluso apuesta por un aislamiento social como mejor forma de prevenir y obstaculizar la propagación del virus:

Sin duda. El aislamiento y el distanciamiento social: que las personas permanezcan en casa el tiempo que dure esta emergencia, que reduzcan los desplazamientos haciendo solamente los esenciales.